Resulta fundamental el aprovechamiento de los recursos autóctonos que producen sostenibilidad a largo plazo del suministro eléctrico. El objetivo es impulsar, potenciar y fomentar las energías renovables consiguiendo además la reducción de las emisiones de gases responsables del efecto invernadero, así como una eficiencia energética.

En el ámbito nacional, el Plan de Fomento de las Energías Renovables para el período 2000-2010 pretende alcanzar un 12 % del consumo de energía primaria con fuentes de energías renovables, además de una reducción significativa de las emisiones de CO2, causadas por la actividad energética.

El programa comunitario de fomento de la eficiencia energética de la Unión Europea (SAVE II), entre sus acciones específicas, fomenta la creación de agencias regionales de gestión de la energía para servir de ayuda a las autoridades locales en el diseño de su estrategia energética apoyando a la hora de informar y asistir a todos los consumidores, sensibilizarlas sobre los problemas existentes dando un asesoramiento objetivo para la elaboración y el seguimiento de los proyectos energéticos.

Por todo ello se crea la AGENCIA EXTREMEÑA PARA LA GESTIÓN ENERGÉTICA (AGENEX) cuyos principales objetivos son:

  • Creación de una estructura estable para el desarrollo de la energía como una herramienta para la planificación. La Agencia será una fuente de informes para las empresas, autoridades locales y otras organizaciones.
  • Planificación energética de la región Extremeña.
  • Mejora de la eficiencia energética.
  • Aprovechamiento de los recursos energéticos regionales buscando las condiciones óptimas de abastecimiento.
  • Mejora de la economía regional a través de la promoción de la competitividad de las compañías, el incremento del autoabastecimiento de energía y creación de empleo.
  • Protección del medioambiente mediante la reducción de emisiones de CO2 y otros contaminantes.
  • Protección de los espacios naturales.

Es una de las tareas de la nueva agencia dictar la programación energética considerando los siguientes puntos:

 

  • Determinación de la estructura energética de la zona como base de cualquier acción futura.
  • Evaluación del potencial de las fuentes de energía autóctona, especialmente la energía solar y la biomasa.
  • Evaluación del potencial ahorro energético en cada sector económico.
0
0
0
s2sdefault