POTENCIALENERGETICO.png

La mitad de los ciudadanos de la Unión Europea, es decir, más de 264 millones de europeos, podría producir su propia energía sobre el 2050 y cubrir el 45% de la demanda eléctrica de la UE. Así lo afirma el informe “El potencial de los ciudadanos energéticos en la Unión Europea”, estudio elaborado por CE Delft por encargo de Greenpeace, Amigos de la Tierra Europa, la Federación Europea de Energías Renovables (FEER) y REScoop.eu.

Para este informe, se define a los ciudadanos energéticos, o “prosumidores”, como individuos u hogares que producen energía o administran su demanda de modo flexible, de manera tanto individual como colectiva. Esta definición también incluye entidades públicas como ciudades, edificios municipales, escuelas, hospitales o edificios gubernamentales, así como pequeñas empresas con menos de cincuenta empleados.

Las tecnologías de generación renovables estudiadas han sido la fotovoltaica y la eólica. También se ha tenido en cuenta a contribución de los ciudadanos productores de energía en el campo de la gestión de la demanda mediante el empleo de baterías estacionarias, vehículos eléctricos y calderas inteligentes.

Para obtener el número estimado de ciudadanos energéticos, el informe calcula el número de ciudadanos productores de energía que existe en la actualidad, así como cuántos podrían existir para el 2030 y cuántos para el 2050, tanto en cada uno de los estados miembros como en el conjunto de la Unión Europea.

Más de 264 millones de ciudadanos energéticos en 2050
De esta manera se calcula que en 2050 habrá más de 264 millones de ciudadanos energéticos, la mitad de la población de la Unión Europea. Un número que podría ser real siempre y cuando esté vigente la legislación adecuada para lograrlo, puntualiza el documento.

Estos ciudadanos productores de energía podrían estar aportando 611 TWh de electricidad para el 2030, es decir, el 19% de la demanda de electricidad de la UE. En 2050 la energía eléctrica producida por los prosumidores alcanzaría los 1.557 TWh, potencia suficiente para abastecer el 45% de la demanda de todos los estados miembros.

“Una contribución importante para alcanzar el objetivo de energías renovables de la Unión Europea para el 2030 y avanzar hacia un sistema energético basado al 100% en las energías renovables”, matiza el informe CE Delft.
En 2050, los ciudadanos energéticos podrían generar 1.557 TWh, el equivalente al 45% de la demanda de la Unión Europea.

El informe también muestra el potencial de diferentes tipos de ciudadanos productores de energía. En el 2050, los proyectos colectivos y las cooperativas podrían contribuir con el 37% de la electricidad aportada por los ciudadanos productores de energía, mientras que las microempresas y las pequeñas empresas podrían hacerlo con el 39%, los hogares con el 23% y las entidades públicas con el 1%.

Ciudadanos energéticos, cruciales para los objetivos climáticos de la UE
El informe “El potencial de los ciudadanos energéticos en la Unión Europea” fue hecho público el pasado otoño en Bruselas, en un acto en el que participaron las organizaciones responsables del estudio.

Durante la presentación, resaltaron que para alcanzar este potencial de los ciudadanos energéticos, la Comisión Europea debería crear un marco para proteger el derecho ciudadano a producir y consumir energía autogenerada y recibir un pago justo por verter el exceso de electricidad a la red, almacenar energía y participar en la gestión de la demanda.

El informe matiza que este potencial sólo es posible con un marco legislativo adecuado que proteja el derecho de los ciudadanos a producir su propia energía.

Molly Walsh, representante de Amigos de la Tierra Europa, indicó que este informe demuestra que los ciudadanos tienen el poder de revolucionar el sistema energético europeo y es responsabilidad de las autoridades proteger ese derecho. “Necesitamos que las legislaciones europeas y nacionales aseguren el derecho de los ciudadanos a producir su propia energía renovable”.

Por su parte, Dirk Vansintjan, presidente of REScoop.eu, indicó que los ciudadanos están jugando un papel clave en los proyectos de energía renovable a lo ancho de Europa, beneficiando con ello a las economías locales y apoyando la transición energética.


 

0
0
0
s2sdefault