Placas-solares.jpg

La directora general de Industria, Energía y Minas, Olga García, ha manifestado esta mañana la satisfacción de la Junta de Extremadura por la acogida que han recibido las convocatorias de subvenciones puesta en marcha por su departamento para potenciar el uso de la energía de fuente renovable y mejorar la eficiencia energética en los edificios existentes, con una inversión de 5,7 millones de euros.
Una vez concluidos los plazos para presentar solicitudes, la directora ha realizado un balance sobre ambas convocatorias que ha calificado de “satisfactorio”, especialmente por la respuesta que han tenido las dos modalidades introducidas este año como novedad; esto es, la instalación de energía fotovoltaica para autoconsumo y el aprovechamiento de residuos para generar calor y electricidad (biogás).
En total, la Dirección General ha recibido 1.124 solicitudes, de las que 856 corresponden a las energías renovables y 268 al ahorro y eficiencia energética.
Sobre las primeras, la tecnología más demandada es la solar fotovoltaica con 493 solicitudes, seguida de la biomasa, con 303 solicitudes. La energía solar térmica ha recibido 17 solicitudes, aerotermia, 32, y geotermia, 6 solicitudes. Por último, hidrotérmica, 1 solicitud, y biogás, 4 solicitudes.
A pesar del gran número de expedientes, el equipo técnico de la Dirección General de Industria, Energía y Minas está trabajando intensamente, de modo que “ya se han resuelto satisfactoriamente 191 solicitudes, por valor de 1,6 millones de euros”, según explica la directora, quien ha destacado la buena aceptación por parte de las empresas y autónomos extremeños y particulares, mientras que ha sido menor el interés de los municipios, “dado el esfuerzo que supone para las arcas municipales”.
AUTOCONSUMO
La directora general ha destacado especialmente la respuesta recibida para la línea de energía solar fotovoltaica para autoconsumo, llegando a agotarse el crédito disponible para las empresas.
“Esto demuestra que la convocatoria ha sido una herramienta eficaz frente al miedo del impuesto al sol que existe en la calle. A pesar de que el autoconsumo es rentable por sí mismo, sin necesidad de ayudas, hemos tratado de paliar, de manera transitoria y excepcional, ese efecto disuasorio del impuesto que ha frenado su expansión en Extremadura y en el resto de comunidades autónomas”.
Igualmente, ha calificado de “gran noticia” el comienzo del desarrollo de este tipo de instalaciones que aprovecha los residuos de la industria agroalimentaria para generar calor o electricidad, en línea con el modelo de economía circular por el que apuesta la Junta de Extremadura.
Respecto de la convocatoria de ayudas destinadas a actuaciones de ahorro y eficiencia energética, la buena noticia – según ha comentado la directora general- es la respuesta que ha obtenido por parte de los ayuntamientos, con 51 solicitudes. Un resultado “muy satisfactorio” para García, porque los resultados se ven “al día siguiente”.
El resto de solicitudes hasta completar las 268, se reparten entre las empresas y otras entidades, pero la mayoría se han recibido en los últimos días antes de agotar el plazo, por lo que la Dirección General todavía tiene que valorar muchas de ellas, aunque espera resolver todas en los meses de verano.
Finalmente, Olga García ha avanzado que antes de finalizar el año habrá una nueva convocatoria de estas ayudas que son cofinanciadas con fondos FEDER.
 

0
0
0
s2sdefault