b_256_171_16777215_00_images_PROMOBIOMASSE.jpg

Técnicos de la Agencia Extremeña de la Energía (AGENEX) junto con otros expertos de Francia, España y Portugal; han visitado Sarriguren (Pamplona) para participar en el segundo comité técnico del proyecto europeo Promobiomasse. Allí han visitado la actuación piloto consistente en la instalación de una caldera de biomasa para abastecimiento de energía térmica a dos edificios.

La actuación ha consistido en la colocación de una nueva caldera de 300 kW como sistema de generación de energía mediante combustible de astilla, que abastecerá a 51 viviendas en dos bloques de alquiler protegido ubicados en Sarriguren. Esta instalación generadora actuará como caldera principal y mantendrá las otras dos anteriores de gas únicamente como apoyo puntual para picos de demanda. La utilización de biomasa en la red de calefacción y agua caliente, aparte del importante ahorro energético, garantiza además una considerable reducción de emisiones GEI, disminuyendo en 2,5 toneladas de CO2 por bloque residencial.

La visita ha estado guiada por Maitane Zazu, técnica Nasuvinsa, socio líder del proyecto. Entre otros, la sesión ha contado con la asistencia de la directora general de Medio Ambiente del Gobierno de Navarra, Eva García Balaguer, y la teniente de alcalde del Ayuntamiento del Valle de Egüés, Helena Arruabarrena.

Además de la visita a Sarriguren, los expertos han podido conocer de primera mano otra buena práctica relativa a una planta de logística de biomasa ubicada en la localidad cacereña de Navalmoral de la Mata, expuesta en las jornadas por el gerente de la empresa Extremadura Verde.

Otras de las visitas enmarcadas dentro de este encuentro han sido las redes locales de calor (district heating) en Ultzama y Bera.

Centrales de Larraintzar y Bera

En el caso de Ultzama, mediante una caldera de astilla en Larraintzar, se da servicio al colegio público comarcal, el Centro Cívico, el Centro de Salud, el Ayuntamiento, la sede de la Mancomunidad de Servicios Sociales y el agua de la piscina municipal en temporada. El sistema se abastece con astilla de haya local, aproximadamente 1.200 toneladas al año. En Bera, cuatro calderas de gasoil fueron sustituidas en 2014 por dos calderas de biomasa que proporcionan agua caliente y calefacción a cinco edificios municipales que suman 8.000 m2: tres escuelas, una guardería y un polideportivo. El cambio ha supuesto un ahorro de entre 10.000 y 30.000 euros al año, según el precio del gasoil.

El proyecto europeo Promobiomasse SUDOE para el desarrollo de un modelo integrado de gestión sostenible de la biomasa forestal en circuito corto es aplicable a las zonas de montaña del suroeste de Europa.

Junto a Nasuvinsa, son socios del proyecto el Centre de Ciència i Tecnologia Forestal de Catalunya, la Agencia Extremeña de la Energía, la agencia ENERAREA del norte de Portugal, la Communauté de Communes du Plateau de Lannemezan del departamento francés de Hautes-Pyrénées y la Association des Communes Forestières des Pyrénées Atlantiques (COFOR64) de Pirineos Atlánticos, además de 19 entidades asociadas participantes.

0
0
0
s2sdefault