AGRORES.jpgEl 1 de agosto de 2019 arrancó el proyecto AgroRES, perteneciente al programa Interreg Europe. Este proyecto está liderado por la Agencia Extremeña de la Energía, Agenex, y cuenta con la colaboración de diferentes entidades de países de la Unión Europea. AgroRES tiene como objetivo el fomento las energías renovables en la industria agrícola, ganadera y el sector rural en general.

Las energías renovables en la agricultura representan casi el 10% de las emisiones de gases de efecto invernadero en la Unión Europea, que son causados principalmente durante la producción y el transporte de alimentos. Por otro lado, gracias a su ubicación, la industria agroganadera hace que tenga un amplio potencial para producir energía renovable con recursos como el viento, el sol, la biomasa y/o los desechos agrícolas para consumo propio.

Para la elaboración del proyecto AgroRES se hizo un análisis del estado actual de cada región participante, con el fin de focalizar las ayudas en las áreas de mejora detectadas. No se identificó un solo problema, sino un grupo de barreras que determinaban una situación desfavorable y común en diferentes territorios.

La complejidad para la solicitud de los permisos y los procedimientos de subvenciones o el acceso limitado a los mismos; una fuerte inversión inicial y las dudas sobre su rentabilidad; son las principales barreras. Estos obstáculos se incrementan en el caso de las pequeñas explotaciones, que encuentran que invertir en energías renovables una problemática debido a la falta de fondos y a que desconocen tanto los beneficios económicos como la estabilidad que aporta para su producción ser más independiente de un suministro de energía externo, con precios fluctuantes.

En 2018, Extremadura logró una alta producción por medio de energías renovables, sin embargo, la gran mayoría de esta energía proviene de grandes centrales que venden la electricidad directamente a la red. El desafío ahora es aumentar el uso de estas energías en el sector de la agricultura.

Cabe destacar que en Extremadura la agricultura es el tercer sector económico en importancia, justo por detrás del sector servicios y el público. Por ello, su adaptación a los nuevos parámetros de sostenibilidad es imprescindible y más teniendo en cuanta el gran potencial para la integración de energías renovables, especialmente la térmica y la biomasa de recuperación de residuos.

En este sentido, Extremadura lidera este proyecto europeo por su papel de referente a nivel europeo tanto en el sector agrario como en la producción de energía renovable, por lo que AgroRES nace para aunar estas dos esferas fundamentales de la economía regional. Además, el proyecto incide en la necesidad de que la transición ecológica llegue al medio rural y genere el cambio social y económico que la ciudadanía demanda.

Interreg Europe: La cooperación entre regiones al servicio de los ciudadanos europeos

La Unión Europea, mediante políticas de cohesión, trabaja para reducir los desequilibrios en los niveles de desarrollo, crecimiento y calidad de vida de las distintas regiones europeas. Aunque la gran mayoría de los fondos designados para reducir estas diferencias se gestionan a nivel nacional, la UE y los Estados miembros apuestan por una mejora del desarrollo regional mediante la cooperación entre países.

Con esta idea surgió el programa Interreg Europe que, mediante sus diferentes proyectos, trata de ayudar a los gobiernos regionales y locales de toda Europa a desarrollar y mejorar sus políticas.

Financiado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional, este programa ha sido diseñado para apoyar al aprendizaje interregional, mediante el intercambio de buenas prácticas e ideas sobre el funcionamiento de acciones públicas, lo que permite encontrar soluciones para la mejora de la vida de los ciudadanos.

AgroRES como proyecto del programa de Interreg Europe

AgroRES, se encuentra dentro del marco de proyectos incluidos en la cuarta convocatoria del programa de Interreg Europe y cuenta con una duración de 3 años y medio dividido en dos fases.

La primera fase comenzó el pasado 1 de agosto de 2019 y tendrá una duración de 2 años y medio. Este periodo se caracteriza por ser la fase donde se ejercerá la labor de aprendizaje, investigación e intercambio de experiencias. Se desarrollará una guía de buenas prácticas, los procesos regionales de autoevaluación y se elaborarán los diferentes planes de acción específicos para cada región.

Para el desarrollo de estas acciones se celebrarán reuniones tanto a nivel nacional, como a nivel internacional entre todos los socios del proyecto, involucrando a un gran número de personas con capacidad en la toma de decisiones, para que puedan colaborar con el proyecto.

Durante la segunda fase, se procederá a la implementación del plan de acción regional, monitorizándolo mediante reuniones y conferencias, para llevar un seguimiento de su puesta en marcha y correcto desarrollo.

Este proyecto tendrá un impacto muy importante en las regiones participantes ya que promoverá inversiones sostenibles y, por lo tanto, el crecimiento económico. El uso de energías renovables reducirá las emisiones de gases de efecto invernadero, ayudando a cumplir los objetivos de la Unión Europea.

Objetivos del proyecto

El objetivo principal del proyecto es el de desarrollar medidas que fomenten la producción y el uso de energías renovables el sector agrícola y ganadero, impulsando y resolviendo sus necesidades energéticas de una manera sostenible, económica y socialmente responsable.

El proyecto también pretende visibilizar los beneficios de invertir en energías renovables, obteniendo independencia de los suministros de energía externos o contribuyendo a una producción de energía más sostenible.

AgroRES apoyará el diseño y mejora de políticas que promuevan la integración de las tecnologías de energías renovables que mejor se adapten a cada área, facilitando a los agricultores la evaluación necesaria para afrontar las inversiones.

Los objetivos globales del proyecto se pueden resumir en los siguientes puntos:

  • Ayudar a promover y mejorar políticas públicas que fortalezcan el tejido socioeconómico en las zonas rurales e intensifiquen las medidas para el cuidado del medio ambiente y la acción climática con el fin de cumplir los objetivos de la Unión Europea.
  • Involucrar en el proyecto a más de 100 personas con capacidad en la toma de decisiones para mejorar las políticas relacionadas con la temática del proyecto.
  • Celebrar 41 eventos formación y aprendizaje, tanto nacionales como interregionales.
  • Crear siete documentos de autoevaluación para analizar la situación de las energías renovables en la agricultura y ganadería de cada región participante, definiendo las mejores soluciones y tecnologías para su implementación.
  • Redactar una guía sobre buenas prácticas para promover inversiones de energías renovables en áreas agrícolas.
  • Elaborar e implementar siete Planes de Acción que contribuyan a la mejora de las políticas regionales en materia de agricultura y renovables.

Socios del proyecto

  • AgroRES está formado por ocho socios de siete países diferentes:
  • Agencia Extremeña de la Energía, Agenex – España.
  • Voivodato de Lubelskie – Polonia.
  • Consejo del Condado de Devon – Reino Unido.
  • Consejo Regional de Karelia del Norte – Finlandia.
  • Agencia de Desarrollo Regional de Bucarest-Ilfov – Rumanía.
  • Agencia Regional para el Desarrollo y la Innovación de la Agricultura de Lazio, Arsial – Italia.
  • Instituto de Tecnología de Sligo – Irlanda.
  • Asamblea Regional del Norte y Oeste – Irlanda.

El primer evento interregional

Durante los días 12 y 13 de noviembre de 2019 se celebró en Badajoz el primer Evento Interregional del proyecto AgroRES.

El primer día se realizó en el Parque Científico y Tecnológico de Extremadura, Fundecyt-PCTEX, la reunión de lanzamiento del proyecto con una primera toma de contacto entre todos los socios del proyecto. Los participantes tuvieron la oportunidad de presentar tanto sus organizaciones como el estado actual del medio rural de cada una de las regiones participantes, así como el uso de energías renovables en el sector agroganadero. Por otro lado, se asentaron las bases del proyecto, tanto técnicas como económicas, y se fijó la siguiente reunión interregional, que tendrá lugar el próximo mes de abril de 2020 en Joensuu, Finlandia.

En la tarde de ese mismo día, se realizó una visita técnica a la Comunidad de Regantes de Mérida, donde los socios pudieron ver una de las plantas fotovoltaicas flotantes más grandes de España y conocer de primera mano las ventajas que aportan este tipo de soluciones.

El segundo día se celebró en la Consejería para la Transición Ecológica y Sostenibilidad en Mérida el taller de buenas prácticas, donde se informó y debatió en una mesa sectorial con la Administración, agentes del sector y todos los socios del proyecto algunas de las acciones que se están llevando a cabo tanto en Extremadura como en las diferentes regiones involucradas en el proyecto.

Finalmente, en la tarde, los socios fueron invitados a visitar La Finca La Orden, perteneciente al Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (CICYTEX), y se les mostró varios de los proyectos de investigación que se están llevan a cabo en sus instalaciones. Entre ellos destacan:

  • Obtención de biocombustibles sólidos de pellets y astillas para incrementar la difusión del aprovechamiento de la biomasa residual.
  • Obtención de bicombustibles gaseosos determinando el potencial de metano en cada residuo mediante pruebas realizadas en laboratorio en régimen semicontinuo y en la planta piloto, para el aprovechamiento de biogás en cogeneración y digestato como abono o fertilizante.
  • Obtención de bioproductos a partir de residuos agrícolas, forestales y cultivos ricos en fibra para la obtención de filamentos para impresión en 3D procedentes de materias orgánicas.
  • Caladeras de biomasa que sirven para calefactar el edificio principal y el prototipo de caldera de biomasa que combina la energía térmica y eléctrica.
0
0
0
s2sdefault