b_256_171_16777215_00_images_covid_energia_1.jpgEl Gobierno de España ha puesto en marcha una batería de medidas que están encaminadas a ayudar a los hogares en estos momentos de crisis sanitaria, económica y social provocada por el coronavirus. El Plan de Actuación contra el Covid-19recoge así un conjunto de medidas y actuaciones  al servicio de ciudadanos y empresas para paliar los efectos negativos de la pandemia.

La principal medida propuesta por el Gobierno se basa en la prohibición de que las distribuidoras de energía para cortar los suministros de luz, agua o gas natural mientras dure el confinamiento, para evitar el desabastecimiento de servicios básicos a los hogares (primeras viviendas). Únicamente en los casos en los que, por cuestiones de seguridad del suministro, de las personas y las instalaciones (por ejemplo, en caso de avería o de necesidades de mantenimiento urgente) podrán realizarse los cortes. Por ello, esta medida pretende garantizar los suministros a las familias mientras dure el Estado de Alarma, para garantizar el acceso de todos los ciudadanos a los recursos básicos de agua, luz y gas. Eso sí, es importante señalar que esta medida no supone la anulación de las facturas de insumos.

Además, se prorrogará el Bono Social Eléctrico a las familias que lo tengan solicitado y aprobado, sin necesidad de tramitación. Debido a la situación actual, se paralizan los plazos otorgados/concedidos mientras dure el Estado de Alarma, por lo que estos no computan. Asimismo, se amplían los beneficiarios que pueden acogerse a esta bonificación, pudiendo solicitar también el Bono Social los trabajadores autónomos que hayan cesado su actividad o reducido su facturación como consecuencia del COVID-19 (al menos un 75% en relación con el promedio de facturación del semestre anterior).

Los autónomos y PYMES también tendrán la posibilidad de suspender sus facturas de luz y gas, aliviando así su carga financiera durante el tiempo que dure el Estado de Alarma. Una vez concluido este periodo, deberán regularizar las cantidades no abonadas con la comercializadora en los siguientes seis meses de consumo, en plazos iguales. Asimismo, se ofrece a las empresas y autónomos la posibilidad de flexibilizar las condiciones del contrato de electricidad y gas con el objetivo de adaptar los suministros a sus necesidades y reducir costes.

Por último, se procede a la suspensión de la revisión de precio de GLP envasado y TUR de gas. Esto significa que tanto los precios del GLP envasado (bombonas de butano), que se revisan con periodicidad bimensual; como el de la Tarifa de Último Recurso (TUR) del gas natural, que se revisa con periodicidad trimestral; quedan suspendidos para evitar que los consumidores no vean incrementadas las tarifas durante la crisis provocada por la pandemia. Sí se reflejarán las reducciones o bajadas de los precios, en caso de que se produzcan.

Para obtener más información de las medidas propuestas por el Gobierno, visite la web del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.A las medidas públicas, hay que sumar las iniciativas de las comercializadoras eléctricas que ofrecen las siguientes facilidades a los usuarios:

-    Naturgy aplazará el pago de las facturas de luz y gas a los autónomos y a las PYMES, que hasta la segunda mitad de año no tendrán que comenzar a abonar. Esto supone aplazamientos de los pagos de hasta 6 meses sin intereses. Para los usuarios del mercado regulado, los pagos no deberán comenzar a realizarse hasta el mes de octubre. 

-    Por su parte, Iberdrola, ofrece la posibilidad de fraccionar los pagos pendientes hasta en 12 meses para los clientes autónomos, PYMES y particulares. Además ofrecen un formulario de contacto para poder realizar un estudio personalizado de cada cliente y proponer soluciones adaptadas a las necesidades del usuario en cada caso.

-    Igualmente, Endesa ofrece facilidades de pago a sus clientes que tengan dificultades por los impagos durante la crisis del coronavirus.


 

0
0
0
s2sdefault