Un total de 21 expertos de la República Checa, Finlandia, Estonia, Malta, Austria, Polonia y España han seguido con interés las mejores prácticas relacionadas con la implantación de las energías renovables en la industria extremeña.

El grupo, en representación de distintas Administraciones Públicas, del sector empresarial y del ámbito de la investigación y académicos, a instancia de la Agencia Extremeña de la Energía, ha visitado las instalaciones de dos industrias de la región que cuentan con sistemas de autoconsumo y biomasa en sus procesos productivos, con el objetivo de reducir los costes energéticos y disminuir el impacto sobre el entorno.

Una de estas empresas, la multinacional BA Glass, situada en Villafranca de los Barros, y dedicada a la producción de vidrio, cuenta con una instalación de energía solar fotovoltaica para autoconsumo de 8 megavatios (MW), una de las instalaciones más grandes de Europa. Gracias a los buenos resultados obtenidos, la empresa estudia en estos momentos cómo optimizar sus procesos y el aporte energético que necesitan para seguir reduciendo su huella de carbono.

Asimismo, los expertos han conocido de primera mano las Bodegas CAVE San José, en la que se ha implementado una instalación de biomasa y otra de autoconsumo fotovoltaico de 100 Kilovatios (kW). La instalación de biomasa permite acelerar el proceso de termovinificación en la producción de vino tinto, una práctica común en países como Francia y Alemania para la eliminación de bacterias y que esta industria utiliza para acelerar el proceso de maceración de la uva e incrementar la capacidad productiva de la bodega extremeña. Con estas instalaciones, la cooperativa es ejemplar en el uso de energías renovables dentro del sector agroindustrial de Extremadura.

En opinión del director de la Agencia Extremeña de la Energía, Cosme Segador, esta integración de las energías renovables en la industria es “un factor clave para avanzar en la descarbonización del sector y lograr una economía baja en emisiones. No hay que olvidar que la velocidad de la transición energética la determina la velocidad con la que la industria avance en este proceso”, ha precisado.

Este es precisamente uno de los objetivos del proyecto RESINDUSTRY, en el que participa la Agencia Extremeña de la Energía (AGENEX), y anfitrión de la visita de los expertos a Badajoz, sede de la primera reunión presencial del Consorcio tras el estallido de la pandemia.

RESINDUSTRY fue aprobado en la 4ª convocatoria del Programa Interreg Europe, financiado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), reúne a siete socios de diferentes países de la Unión Europea para incrementar la independencia energética de la industria europea gracias a la integración de las renovables en el sector secundario. 

0
0
0
s2sdefault