Solar decathlon La competición Solar Decathlon que se inventó el Departamento de Energía de Estados Unidos ha sido importada por Europa con singular éxito.

 

El objetivo del certamen es demostrar que es posible y asequible el uso más eficiente de la energía mediante la construcción de edificios que pierden menos calor en invierno y son más frescos en verano. Las edificaciones bien aisladas necesitan menos calefacción y aire acondicionado, y se alimentan de la energía que necesitan a través de fuentes renovables como la fotovoltaica.

 

El concurso selecciona las mejores propuestas de viviendas eficientes que funcionen exclusivamente con energía solar. Los participantes deben levantar un prototipo de casa unifamiliar y hacerla funcionar como si existiera comercialmente.

 

El atractivo de la competición es que aglutina las ideas más innovadoras repartidas por todo el mundo y despierta el ánimo inversor de promotores inmobiliarios. De hecho, varios de los equipos ganadores en la versión estadounidense han podido dar viabilidad comercial a sus ideas de vivienda eficiente.

 

La primera edición en el Viejo Continente se celebró en Madrid, en la ribera del río Manzanares, el pasado mes de junio. Acudieron universidades de todo el mundo. Solo faltó África, que quiere sumarse a la próxima cita. Por primera vez, cuatro continentes participarán en la edición europea que Madrid albergará en 2012.

 

El Ministerio de Fomento y la Universidad Politécnica de Madrid, organizadores de Solar Decathlon Europe, han seleccionado 33 equipos de 47 universidades de todo el mundo para la fase final. El 6% de solicitudes proceden de universidades de África, por detrás de Asia (9%), América (9%) y Europa (73%).

 

A finales del mes de diciembre se darán a conocer las 20 universidades seleccionadas para participar en la edición de 2012, previa criba según criterios de implicación técnica en el proyecto; recaudación de fondos y apoyo al equipo; integración en el plan de estudios y organización y planificación del proyecto.

 

Las casas solares participantes tendrán que superar 10 pruebas -de ahí el nombre del decatlón-: arquitectura; ingeniería y construcción; sistemas solares; balance energético; condiciones de bienestar; equipamiento y funcionamiento; comunicación y sensibilización social; industrialización y viabilidad de mercado; innovación, y sostenibilidad.

0
0
0
s2sdefault