Leer más: Se invertirán 235 millones para que en 2030 haya 9.200 vehículos eléctricos en Extremadura

La Estrategia Regional para el Impulso del Vehículo Eléctrico en Extremadura, elaborada por la Junta y la Agencia Extremeña de la Energía (AGENEX), pretende, entre otros objetivos, que, en el año 2030, el 10% de los nuevos vehículos matriculados sean de este tipo y que el parque móvil eléctrico alcance, al menos, las 9.200 unidades.

Para ello, según explico la consejera de Economía e Infraestructuras, Olga García, se invertirán 235,51 millones de euros y se facilitará una infraestructura de puntos de recarga con un punto cada 75 kilómetros máximo en autovías, carreteras nacionales y vías de gran tránsito; 167 estaciones de recarga en puntos de destino como hospitales, áreas turísticas o aparcamientos públicos; otras 220 estaciones de recarga privadas; y 8.280 puntos de recarga vinculados, es decir, que los propietarios de un coche eléctrico tienen un punto de recarga que utilizan habitualmente para recargar su coche, bien en su vivienda o en un garaje comunitario.

Además, habrá ayudas para la adquisición de vehículos eléctricos. A este respecto, García avanzó que en los presupuestos de la Junta para 2019 hay consignados 300.000 euros para subvenciones para la compra de un vehículo eléctrico para particulares con fondos propios, ya que los fondos europeos asignados para esta cuestión (2,5 millones) deben ser para ampliar la flota de este tipo de automóviles en las administraciones públicas. Además, García indicó que el IDAE quiere territorializar 66 millones de euros para ayudas a la adquisición de estos vehículo en España, unas subvenciones que el Gobierno regional también quiere captar.

Asimismo, el desarrollo del sector económico asociado al vehículo eléctrico, movilizando al menos 3 millones de euros en I+D+i y formando a 1.000 alumnos; y la coordinación entre todos los agentes implicados, son otros objetivos marcados en esta estrategia.

«La gasolina es más cara que la luz», recalcó la consejera, que puso como ejemplo que un vehículo convencional de gasolina que recorra 15.000 kilómetros al año gasta 1.170 euros en combustible; mientras que para ese mismo recorrido el gasto es de 220 euros en el caso de un vehículo eléctrico. Además, señaló que por cada 100 kilómetros recorridos un vehículo eléctrico consume 1,20 euros; frente a los más de 7 euros de un vehículo convencional.

Con esta estrategia «queremos contribuir a un nuevo modelo de movilidad basado en la seguridad, la eficiencia y la sostenibilidad», subrayó García.

Esta estrategia supone «un paso decidido para que el vehículo de combustión interna (gasoil o gasolina) deje paso gradualmente al uso del vehículo eléctrico y se extienda en nuestra comunidad autónoma», explicó.

Según Olga García, será necesario «algún cambio en nuestros hábitos», como la costumbre de «enchufar el vehículo todas las noches, como el móvil», pero «también hay que pensar que la gasolina es diez veces más cara que la luz, por lo que estamos derrochando una parte importante de nuestros recursos».

Por otra parte, esta iniciativa está alineada con la Estrategia de Economía Verde y Circular Extremadura 2030, y con la Estrategia contra el Cambio Climático para Extremadura 2013-2020, además de atender los objetivos de España y de la Unión Europea para el fomento del transporte sostenible.

La titular de Economía argumentó que estas medidas permitirán reducir los gases de efecto invernadero en el sector del transporte por carretera, responsable del 25% de las emisiones en la región.

Para el desarrollo de los objetivos estratégicos, según explicó Olga García, será necesario movilizar una inversión total --pública y privada-- de 235,51 millones de euros que se hará de forma gradual y dividida en tres fases diferenciadas (2018-2020, 2021-2025 y 2026-2030) y donde la aportación privada, aseguró, «tendrá un lugar preferente e importante».

No obstante, en la primera fase, que comprende las anualidades desde 2018 a 2020, en la que será preciso crear un infraestructura de recarga básica, así como la incentivación del uso del vehículo eléctrico, el Gobierno regional aportará, mediante cofinanciación con el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (fondos FEDER), un total de 6,1 millones de euros; lo que supone el 48% de los 12,8 millones previstos para ese período.

0
0
0
s2sdefault

Leer más: Nuevos objetivos de uso de renovables y eficiencia energética

El Parlamento aprobó el martes elevar la cuota de uso de energías renovables en la UE hasta el 32% del total en 2030 y un objetivo indicativo de eficiencia energética para ese año del 32.5%.

La Cámara respaldó el acuerdo informal alcanzado en junio con el Consejo sobre eficiencia energética (434 votos a favor, 104 en contra y 37 abstenciones), renovables (495 votos positivos, 68 negativos y 61 abstenciones) y gobernanza de la Unión energética (475 frente a 100, con 33 abstenciones), tres textos legislativos que forman parte del paquete de energías limpias.

Los objetivos de eficiencia energética y renovables serán revisados antes de 2023, pero sólo podrán endurecerse y no rebajarse.

Abaratar la factura energética y fomentar el autoconsumo

Gracias al fomento de la eficiencia, los ciudadanos verán cómo bajan sus facturas. Además, Europa podrá reducir su dependencia del petróleo y el gas importado, mejorar la calidad del aire y proteger el medio ambiente.

Los países estarán obligados a introducir medidas específicas para atajar la pobreza energética. Asimismo, se permitirá a los particulares la producción de energía para cubrir su consumo, así como almacenar y vender lo que no necesiten.

Hacia la segunda generación de biocombustibles

Los biocombustibles de segunda generación pueden jugar un papel clave en la reducción de la huella de carbono del sector del transporte. Además, al menos el 14% del combustible usado para transporte deberá proceder de fuentes renovables en 2030.

Los biocarburantes de primera generación con un alto riesgo de "cambio indirecto en el uso de la tierra" (ILUC, es decir, cuando la tierra pasa del uso no agrícola -como pastizales y bosques- a la producción de alimentos, lo que aumenta las emisiones de CO2) no se tendrán en cuenta para los objetivos de uso de renovables a partir de 2030. Desde 2019, la contribución de los biocarburantes de primera generación a estos objetivos se irá reduciendo gradualmente hasta quedar fuera en 2030.

Nueva estructura de gobierno para la Unión energética

Cada Estado miembro deberá presentar planes a diez años sobre energía y clima, detallando objetivos nacionales, políticas y medidas en este ámbito, antes del 31 de diciembre de 2019, y cada diez años a partir de esa fecha.

Declaraciones de los ponentes

El ponente sobre renovables, José Blanco (S&D, España), señaló: “Desincentivamos la inversión en nueva producción de biocombustibles elaborados a partir de alimentos y piensos e impulsamos los biocarburantes más avanzados. También hemos logrado reforzar el autoconsumo y producción como un derecho, y ha quedado clara la voluntad del Parlamento de prohibir los gravámenes o cargos al autoconsumo como norma general”

El ponente sobre eficiencia energética, Miroslav Poche (S&D, República Checa) dijo: “El incremento de la eficiencia energética beneficia a todos los europeos. Reducirá las facturas, y repercutirá en la competitividad de la industria, rebajando los costes y estimulando la inversión”.

Próximos pasos

Una vez adoptados formalmente por el Consejo, los textos legislativos entrarán en vigor 20 días después de su publicación en el Diario Oficial de la UE. El reglamento sobre gobernanza se aplicará directamente en todos los Estados miembros, mientras que los países tendrán 18 meses para trasladar a la legislación nacional las otras dos directivas.

0
0
0
s2sdefault