La empresa española Z4Z4 busca en Chile inversores para poner en marcha en el norte del país "granjas de nubes", un proyecto de captación del agua atmosférica para regenerar el suelo respetuoso con el medio ambiente, según dijo un alto ejecutivo de la firma.

 

 

 

Buscamos un socio de impacto que nos ayude a establecer la transferencia tecnológica del modelo y a buscar lazos que permitan desarrollar la granja piloto", explicó el arquitecto y director de la oficina Z4Z4, Rafael Beneytez.

 

Esta iniciativa, que se desarrolla actualmente en las Islas Canarias (España), consiste en un conjunto tecnológico de figuras con forma circular que permiten extraer agua a partir de la humedad atmosférica o de la niebla con el fin de satisfacer la necesidad hídrica de las zonas más secas.

"Su forma geométrica produce una cantidad bastante grande de pliegues que lo que hace es multiplicar la superficie de captación. Estos pliegues y la relación de una pieza con otra va generando una atenuación de la velocidad del viento, ralentizando las nieblas y depositándolas", indicó Beneytez.

"Si lo entiendes como un fluido en un río, es como cuando en un lateral las aguas se van calmando y se van depositando de alguna manera. En el caso del río los sedimentos y en nuestro caso el agua", agregó.

A diferencia del "atrapanieblas" chileno, un sistema que capta el agua de la neblina (camanchaca) que cada madrugada cubre las áreas costeras del desértico norte del país, el modelo de Z4Z4 tiene mayor "capacidad técnica" y no está hecha con "recursos mínimos", explicó Beneytez.

 

Además, según el arquitecto, esta iniciativa persigue construir paisajes, es decir, "un ambiente mucho más agradable y deseado como bosques artificiales" en aquellos lugares con escasez de agua.

Las "granjas de nubes" están hechas de dos naturalezas materiales, por un lado, barras de "maderas, fibras, carbonos y PVC" y cables "que las ponen en equilibrio", y por otro, un material "parecido al tul y otro que es de PVC con una transparencia del 70%".

 

Beneytez señaló que el ámbito de aplicación de las "granjas de nubes" son el país austral, España, Argelia, Marruecos y otras regiones de África. "Chile es el país con más capacidad, económicamente más desarrollado y avanzado en este tema", subrayó el arquitecto.

 

La unidad más pequeña cuesta 750.000 dólares y tiene un diámetro de tres a cuatro metros, mientras que la más grande tiene un precio 1.500.000 dólares y hasta 50 metros de diámetro.

El tiempo de construcción oscila entre dos y tres meses, aunque puede llegar a cuatro.

 

0
0
0
s2sdefault