El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, cree que "otros países europeos" como Alemania, Italia o Portugal, "muy probablemente tendrán que seguir la senda" de la reforma energética española, dados los sobrecostes generados en sus sistemas eléctricos.

Soria realiza estas consideraciones después de que la semana pasada el Gobierno se reuniera con inversores internacionales en Londres. Desde el exterior, la reforma energética se valora "muy positivamente" y se califica de "valiente" y "con determinación", indicó el ministro en una entrevista con la Cadena SER recogida por Europa Press.

 

"Es verdad que hay inversores que recomendaron entrar al calor de una prima y que han advertido al Gobierno de la incertidumbre que se ha generado", explicó Soria en alusión a esta reunión, antes de inscribir estas reticencias dentro de una "valoración global positiva".

Respecto a la minería, el ministro ha afirmado que el futuro del carbón es que sigan abiertas más allá de 2019 aquellas explotaciones mineras que sean competitivas, aunque hayan recibido ayudas, y cierren las que no lo vayan a ser.

"Aquellas que no vayan a ser competitivivas vamos a ir programando su cierre para no seguir dando ayudas 'sine die' y esos recursos utilizarlos para otro tipo de programas, la readaptación, por ejemplo, a las personas que están trabjando en ese tipo de instalaciones para que puedan tener otro tipo de oportunidades", ha señalado Soria, quien ha reconocido que el problema en las comarcas mineras es que todavía no existen oportunidades de diversificación.

El titular de Industria ha explicado que éste es el planteamiento que el Gobierno ha hecho a empresas y sindicatos, si bien la actitud de éstos últimos ha experimentado una "inflexión" la semana pasada, ya que consideran que no hay premura en esta cuestión, a diferencia del Ejecutivo.

"Nosotros pensamos que sí, porque la UE lo único claro que ha dicho es que en esta ocasión ya no habrá nuevas oportunidades, por tanto cuanto más espere España a adoptar una decisión en esta materia será peor para España y para el sector", ha resaltado.

 

TAX LEASE.

Respecto a la próxima presentación de un recurso contra la devolución de ayudas a la construcción naval, en el marco del mecanismo denominado 'tax lease', Soria recordó que el Gobierno español, que tiene de plazo para formalizarlo hasta el 28 de septiembre, ha ido en esta cuestión de la mano de las comunidades autónomas más afectadas (País Vasco, Asturias y Galicia), los sindicatos y los astilleros englobados en Pymar, y cree que hay tiempo para fundamentarlo "de manera sólida".

El recurso se basará, según Soria, en los principios de confianza legítima con que han actuado todos los agentes involucrados, y el principio de seguridad jurídica.

 

Preguntado por las declaraciones del comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia, en las que se confesaba "dolido" por cómo se le había "demonizado" en este caso, Soria afirmó que el no "denomiza" la actitud de Almunia, pero se mostró convencido de que los argumentos del Gobierno español tienen más seguridad jurídica que los utilizados por los servicios de la Competencia de la Comisión.

Por último, recordó que el nuevo sistema de 'tax lease' arbitrado para la construcción naval española cuenta con la "bendición de Bruselas" y tiene la garantía de que las ayudas que se otorguen no van a ser exigibles para su devolución

0
0
0
s2sdefault