El consumo de energía procedente de fuentes renovables aumentó hasta el 14,1% del total utilizado en 2012 en la Unión Europea, mientras que en España ascendió hasta el 14,3%, por lo que superó en dos décimas la media europea pero se situó a 5,7 puntos de alcanzar su objetivo 2020, según los últimos datos de 2012 publicados por la oficina de estadísticas comunitaria, Eurostat.



De este modo, la proporción de consumo energético procedente de fuentes limpias superó en dos décimas a la media europea, que se situó en el 14,1%, por lo que, tras sumar un 1,1% más que en 2011,se situó a 5,7 puntos porcentuales de alcanzar su objetivo para dentro de seis años.

Asimismo, Eurostat destacó el avance logrado por los veintiocho países de la Unión Europea en el incremento del consumo de las renovables desde 2004, de cara al objetivo de alcanzar que el 20% de la energía proceda de fuentes renovables asumido para el año 2020.

La media europea respecto al consumo de energía procedente de fuentes renovables aumentó hasta el 14,1%, cifra que contrasta con la registrada en 2004, el primer año del que hay datos disponibles, cuando las renovables supusieron el 8,3 % del consumo total del bloque comunitario.

En el caso de España, entre 2004 y 2012, la cuota de renovables aumentó desde el 8,3% hasta el 14,3%. Sin embargo, los mayores incrementos durante este periodo se registraron en Suecia (del 38,7% al 51%), Dinamarca (del 14,5% al 26%), Austria (del 22,7% al 32,1%), Grecia (del 7,2% al 15,1%) e Italia (del 5,7% al 13,5%).


Los Estados miembros con una mayor proporción de energía procedente de fuentes limpias en el consumo final fueron Suecia (51%), Letonia (35,8%), Finlandia (34,3%) y Austria (32,1%). A la cola se sitúan Malta (1,4%), Luxemburgo (3,1%), Reino Unido (4,2%) y Holanda (4,5%). Entre los grandes Estados miembros, la cuota de renovables de Alemania se sitúa en el 12,4% y la de Francia en el 13,4%.

Además, tres países consiguieron superar ya en 2012 sus objetivos de consumo de renovable para 2020. En concreto, Bulgaria registró un 16,3%, tres décimas más de su objetivo, y Estonia, que en 2011 fue el primer Estado miembro en alcanzar su objetivo individual para 2020, alcanzó un 25,2%, dos décimas superior al 25% fijado.


Por su parte, Suecia fue el Estado que consiguió superar en mayor medida en 2012 su objetivo de consumo de renovables para 2020, al alcanzar un 51%, dos puntos más de su meta individual.

El objetivo que se marcó la Unión Europea en su conjunto para 2020 es que el 20% de la energía consumida proceda de fuentes renovables. Para lograrlo, cada Estado miembro tiene un objetivo nacional de renovables en función de su punto de partida, de su potencial para explotar este tipo de fuentes de energía y de su situación económica, recordó Eurostat.

0
0
0
s2sdefault